Nuestros productos

Contamos con diversos productos a los cuales puedes acceder a través de diferentes formatos y plataformas, con el fin de entregar mayor comodidad y flexibilidad a quienes buscan desarrollarse en su área profesional.
10
Abr

¿Cuándo una deuda se convierte en destructiva? Hay soluciones para salir de ella

Por: Gestión

Endeudarse es bueno, dicen los especialistas en finanzas personales y es que muchas veces para comprar ese auto, casa o lograr ese sueño tan anhelado no está mal pedir un préstamo o adquirirlo con la tarjeta de crédito, en cómodas cuotas.

Cuando se pierde el control ahí empieza el problema y llega el momento, ese oscuro momento, cuando no sabes qué hacer para pagar la cuota del mes de la deuda. Pero, recuerda, siempre habrá una luz al final del túnel.

Conversamos con Juan Fernando Maldonado, gerente de producto de BBVA Continental, sobre las deudas constructivas y destructivas, así como las soluciones para salir de ellas.

Según el especialista, el concepto de destructivo y constructivo dependerá de la capacidad de pago que tenga y para qué uso el crédito, no del monto general de la deuda, «no hay una receta mágica para decir qué una deuda es buena o mala. Claro, hay algunos lineamientos generales como intentar no financiar cosas con vida corta, como cenas o gastos de supermercado. Esas serian recomendaciones generales».

Pongamos un ejemplo para definir mejor estos dos conceptos, si gano $ 1.500 y tengo una deuda de $ 3.000 no necesariamente estaríamos hablando de un sobreendeudamiento. ¿Por qué?

Si esa misma deuda, la tengo que pagar todo ese mes, ahí sería destructiva. Pero si la tengo que pagar en cómodas cuotas, sean las que mi sueldo me permita pagar, es constructiva. «La compra en cuotas no es mala, es para no presionarme sobre mi exigencia mensual», mencionó Juan Fernando Maldonado.

En caso de desorden financiero

Para Juan Fernando Maldonado, lo importante es hablar a tiempo ante los bancos y mencionar que se tiene este problema y así lograr la opción de consolidación de deuda. ¿De qué se trata?

«Con la consolidación de la deuda, el monto que se tiene se reestructura en plazos que me permitan pagar en cuotas más accesibles, hasta 4 ó 5 años si es necesario. Las principales ventajas de esta opción es que tendré tranquilidad y orden. Este tipo de productos te permitirán evitar costos innecesarios como la mora, así como costos futuros importantes como la facilidad al acceso de créditos», explicó.

Acerca de la compra de deuda, Maldonado dijo que también es una opción; sin embargo, esta no es para todos los clientes, tiene que estar al día en sus pagos, a diferencia de la consolidación con la que puedes tener la deuda vencida en un plazo no mayor a 90 días.

Leave a Reply