Nuestros productos

Contamos con diversos productos a los cuales puedes acceder a través de diferentes formatos y plataformas, con el fin de entregar mayor comodidad y flexibilidad a quienes buscan desarrollarse en su área profesional.
16
Feb

El teletrabajo no se salva de accidentes, pero sólo la mitad de denuncias en 2020 fue calificada como laboral

Por: Carolina León, Diario Financiero

Un total de 1.613 denuncias de accidentes laborales ocurridos en la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo se registraron durante el 2020. Así quedó reflejado en un informe elaborado por la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), el cual recogió las cifras de quienes estuvieron en modalidad home office.

Dicha cifra, que representa del orden de 0,8% de un universo de 210 mil constataciones verificadas el año pasado, 70% fue realizadas por mujeres (1.131), lo que -de acuerdo al informe de la Suseso- no sigue el patrón general que está normalmente centrado en los hombres. A modo de ejemplo, en 2019, sólo un 40% de todas las denuncias de accidentes del trabajo fueron presentadas por mujeres.

 

¿A qué se debe este fenómeno? Según explicó la intendenta de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Suseso, Pamela Gana, habría al menos dos hipótesis que explicarían estos datos. “La primera es que las mujeres se desempeñan menos en la industria y manufactura, y con mayor frecuencia en actividades de servicios, las que son fácilmente adaptables al trabajo a distancia, y, por lo tanto, son ellas las que estarían usando en mayor medida esta modalidad laboral”, señala.

Como segunda teoría, la intendenta explica que es posible que las mujeres con teletrabajo estén compatibilizando esta modalidad con la vida familiar, lo que las dejaría “más expuestas a los accidentes, por cuanto han tenido una mayor sobrecarga de trabajo doméstico que debe ser realizado simultáneamente”.

Respecto a la distribución de las denuncias, se puede observar que de las 1.613, 55,5% fue presentada en la ACHS, 34,6% en Mutual de Seguridad, 7,6% en IST, 2,1% en ISL y el restante 0,2% en los organismos administradores con administración delegada.

Las calificaciones

Al desglosar los datos, se observa que del global de accidentes en la modalidad de trabajo a distancia, el 48,2% (778 casos) fueron calificados como de origen laboral, mientras que el 51,8% (835 casos) de causa común.

Los datos muestran que las “caídas” y “golpes” son los casos que más se califican como de origen laboral (80% y 86%, respectivamente), en tanto que de aquellos de tipo “esfuerzo” sólo el 5,7% son identificados como de origen laboral.

A juicio de la Suseso, lo anterior hace necesario avanzar en una mejor regulación, monitoreo y fiscalización de los criterios aplicados por las mutualidades e ISL en la determinación de la fuente de los accidentes.

“Como esto es algo nuevo, obviamente los organismos administradores -mutualidades e ISL- tienen que ir mejorando en cómo van aplicando los criterios de calificación”, dice Gana, agregando que los recientes pronunciamientos de la Suseso buscan clarificar el escenario, entregando a las entidades más casuística respecto a cuándo algún caso es o no laboral.

“Si alguien se cae de la cama y tiene un accidente, inicialmente se estaba diciendo que no era laboral, pero después de un análisis más profundo, la Superintendencia emitió un dictamen diciendo que en estos casos igualmente es laboral, porque hoy la seguridad social se tiene que adaptar a la realidad que tienen los trabajadores de cómo están desempeñando este teletrabajo”, sostiene.

De acuerdo con el documento, el Instituto de Seguridad Laboral (ISL) fue el que presentó una mayor proporción de casos calificados como de origen laboral, con más del 70%.

Por sector económico, aquellos con mayor proporción de casos reconocidos como de origen laboral son enseñanza (21,7%), administración pública (18,6%) y actividades inmobiliarias (18,3%), lo que podría estar mostrando a estas áreas como aquellas en los que esta modalidad de trabajo ha sido más usada.

Leave a Reply