Nuestros productos

Contamos con diversos productos a los cuales puedes acceder a través de diferentes formatos y plataformas, con el fin de entregar mayor comodidad y flexibilidad a quienes buscan desarrollarse en su área profesional.
14
Oct

La pandemia presenta una oportunidad para disminuir la brecha laboral de género a largo plazo

Por: Montserrat Toledo, Diario Financiero

A diferencia de recesiones anteriores, que en materia laboral afectaron más a hombres, con el Covid-19 las mujeres se verían “desproporcionadamente” más perjudicadas.

“Esta vez es diferente: el papel del empleo de las mujeres en una recesión pandémica” se titula un estudio elaborado por expertos de las universidades de Northwestern, California San Diego y Mannheim de Alemania, que evidenció que esta crisis “erosiona la posición de las mujeres en el mercado laboral”, fenómeno que profundizará la brecha por años.

Imagen foto_00000007

Esto, porque los empleos de mujeres se concentran en sectores más afectados por la crisis y sobre ellas recae en mayor medida el cuidado de niños, aumentada con el cierre de jardines infantiles y colegios, dice el texto.

“Las recesiones regulares reducen la brecha salarial de género en 2 puntos porcentuales, mientras que una recesión pandémica la aumentará en 5 puntos porcentuales”, detalla la investigación, y explica que en crisis previas las mujeres trabajaron más para compensar la pérdida de ingresos de sus hogares.

Pero el Covid-19 también podría debilitar las normas de género que producen una distribución desigual del trabajo en el hogar, y a largo plazo “una recesión pandémica puede desencadenar cambios que, en última instancia, reducen la desigualdad de género”.

Jane Olmstead-Rumsey, autora del paper y candidata a doctora en la Universidad de Northwestern, explica que esto podría ocurrir si la flexibilidad del teletrabajo continúa tras la crisis y si más hombres siguen asumiendo necesidades de cuidado infantil, como habría pasado estos meses.

Sin embargo, advierte que “esperamos que se necesiten muchos años, quizás más de 10, para que la brecha salarial de género alcance su nivel anterior a la pandemia y luego comience a cerrarse aún más”.

“La ‘nueva normalidad’ después de una recesión pandémica verá una mayor proporción de mujeres en la fuerza laboral y una brecha salarial de género más baja en comparación con la economía anterior a la recesión”, plantea el paper.

La economista dice que “la reapertura de las escuelas, si se puede hacer de manera segura, ayudaría a minimizar los efectos en la brecha salarial de género al permitir que las madres regresen al trabajo” y que “la licencia parental remunerada también ayudaría a madres que cuidan a sus hijos a reincorporarse a la fuerza laboral más rápidamente, al preservar las relaciones entre trabajadores y empresas”.

¿Y las chilenas?

De acuerdo a Olmstead-Rumsey, “el efecto (laboral) en las madres parece ser similar en todo el mundo”, pero precisa que “en Chile, el teletrabajo es menos común que en EEUU, por lo que la brecha salarial de género podría ser aún mayor”.

La académica de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile (FEN), Valentina Paredes, señala que el fenómeno es similar a nivel nacional, y afirma que “mientras más tiempo demoren las mujeres que salieron de la fuerza laboral producto de la pandemia en reinsertarse, mayor es la probabilidad de que su salida sea permanente”.

De cara a la reapertura, la doctora en Economía de la Universidad de California, Berkeley, recomienda considerar alternativas para jardines y colegios, y plantea que “se deben explorar opciones como subsidios al cuidado de niños y otras personas dependientes, como también guarderías de barrio”.

Además, afirma que “dado que la recesión afectó de forma desproporcionada a las mujeres, la política pública para la reactivación debiese también enfocarse de manera especial en las mujeres”. Así, agrega que “es importante terminar con las leyes que encarecen la contratación de mujeres con respecto a hombres, para que en la reactivación las empresas no privilegien la contratación de hombres”.

 

Leave a Reply