Nuestros productos

Contamos con diversos productos a los cuales puedes acceder a través de diferentes formatos y plataformas, con el fin de entregar mayor comodidad y flexibilidad a quienes buscan desarrollarse en su área profesional.
24
Ago

Los gremios empresariales ante el desafío de la inclusión: impulsar buenas prácticas y abrir nuevas conversaciones

Por: Teresa Espinoza, Diario Financiero

¿Cuál es el rol de los gremios empresariales en el nuevo contexto que vive el país? Esa fue la pregunta con la que el webinar “La mujer y los gremios”, organizado por DF y la agencia Vinculación, dio el vamos a una reflexión sobre los desafíos que enfrentan estas entidades.

En la conversación hubo varios puntos de acuerdo. Entre ellos, compartir e impulsar buenas prácticas e innovaciones entre sus empresas socias, ampliar la mirada hacia temas diversos, aportar a las políticas públicas y empujar una mayor inclusión y equidad de género.

En el encuentro participaron María José Bosch, directora del Centro de Trabajo y Familia de ESE Business School; Katia Trusich, presidenta de la Cámara de Centros Comerciales, y María Teresa González, country manager de Statkraft Chile y presidenta de la Asociación de Generadores. Fue moderado por Jacqueline Balbontín, vicepresidenta Gestión de Personas y Cultura & Asuntos Corporativos, de Scotiabank Chile.

“Los gremios representamos a un conjunto empresas del mismo rubro y tenemos un rol de representación en la sociedad. Desde ahí es necesario que nos abramos a una mayor diversidad y equidad de género”, afirmó María Teresa González. Y explicó por qué: Primero, porque la equidad de género es un derecho humano. Segundo, porque la inequidad limita el desarrollo sostenible de nuestro país. Y tercero, porque está demostrado que las empresas y las organizaciones diversas son más exitosas en un mundo donde los desafíos ya no son solamente técnicos, sino que también adaptativos, y en eso las mujeres tenemos mucho que aportar.

Chile está pasando por una etapa de cambio, exigiendo un nuevo trato que tiene mucho que ver con equidad, diversidad y sostenibilidad, planteó.

María José Bosh dijo que el rol de los gremios es también relevante porque pueden compartir buenas prácticas dentro de una misma industria e impulsarlas a través, por ejemplo, de métricas e información. ¿Cómo se paga en esa industria? ¿Cuáles son las prácticas que se pueden implementar? ¿Cuáles son los estilos de liderazgo más eficientes? ¿Cuál es la mejor forma de contratar?, son algunos de los datos que pueden recoger y compartir, señaló.

También, afirmó, pueden aportar innovación, ayudar a que las compañías no se miren sólo desde lo económico y financiero, sino que además desde lo social y medioambiental. “Acá hay conceptos como la colaboración radical, que es cuando nosotros a nivel de industria generamos colaboración para que la industria completa se desarrolle, tome buenas prácticas y pueda ir mejorando y adaptando”.

La experta sostuvo que “eso es algo que necesitamos hoy en Chile, cuando estamos viendo cambios en todos los sistemas, y muchas veces las empresas no saben cómo enfrentarlos”.

¿Y por qué es importante que las mujeres estén involucradas? “Porque los liderazgos femeninos son más colaborativos y en momentos de crisis son bastante útiles”, aseguró.

Para Katia Trusich, “los gremios son como una bisagra entre lo público y lo privado. Es un espacio intermedio donde uno de los principales roles tiene que ver con unir los intereses del sector privado, de las empresas, de un sector industrial, con las preocupaciones y las necesidades país que tiene el sector público para liderar en distintos ámbitos”.

También consideró que los gremios pueden jugar el papel de liderar, de anticipar hacia dónde van las cosas, de modo de, ya sea a través de compartir buenas prácticas o de autorregulación, poder ir avanzando en conjunto con la sociedad y las políticas públicas.

“Atrevernos más”

Respecto a su experiencia como dirigenta, María Teresa González contó que en el gremio de las generadoras eléctricas, donde participan 14 de las principales empresas del país, iniciaron hace un tiempo un proceso de transformación “bien profundo, para inspirar y liderar la transición energética”, hacia una sociedad más eléctrica y una economía carbono neutral de la mano de las energías renovables.

Pero, agregó, este proceso de transformación no es solamente tecnológico, sino que “también de cómo nos relacionamos con el entorno y ahí una de las cosas que surge de la reflexión que hemos hecho es que necesitamos incorporar más mujeres, porque somos todavía, aunque menos, una industria tremendamente masculinizada”.

En lo personal, contó, su llegada a la presidencia del Generadoras de Chile ha sido de mucho aprendizaje. “Tengo que reconocer que sí me invadió este síndrome de la impostora, pero me duró poco (…) La mujer es muy perfeccionista y a diferencia de los hombres que, son más arriesgados frente a los desafío, nosotras tendemos a tomar los desafíos solo si estamos muy seguras de que lo vamos a hacer super bien, que no vamos a fallar. Yo creo que tenemos que atrevernos más, perdonarnos las fallas que son parte de los procesos de aprendizaje y reconocer nuestros logros. En mi caso, hoy creo más en mis capacidades”.

Katia Trusich destacó que le tocó estar en un período en que el gremio ha sido muy golpeado por la estallido social, primero, y por la pandemia, después. “Ha sido muy duro”.

A ella, comentó, le sirvió haber tenido experiencia tanto en el sector privado como en el público. “Una de las principales habilidades que ha habido que desplegar en este período ha tenido que ver con el relacionamiento público privado, y ahí, en lo personal, conocer los dos lados de la mesa, tener la empatía de entender el rol que tenía que jugar cada uno, fue clave para poder colaborar”.

“Falta por avanzar”

Desde su experiencia como investigadora, María José Bosh subrayó que hay que estar conscientes de que las mujeres todavía no están bien representadas. “Los números dicen que todavía tenemos un trecho demasiado grande que avanzar” y resaltó que esto es importante porque hay muchos hombres que creen que las mujeres tienen las mismas oportunidades. “La realidad es que las oportunidades no son exactamente iguales y todavía hay algunos sesgos que manejar”.

También dijo que deben sumarse más mujeres a los cargos de liderazgo porque, además de que aportan con nuevos temas en las conversaciones, sirven de ejemplos a seguir para otras, que ven que sí se puede. También está probado que las mujeres en posiciones de poder aceleran los cambios para que más mujeres participen y más se desarrollen dentro de las empresas, señaló.

Katia Trusich comentó que los estudios que se han realizado en Chile confirman que para poder seguir creciendo se necesita que las mujeres se incorporen al mundo del trabajo remunerado y planteó que un asunto clave es cómo se abordan los desafíos tecnológicos que va a tener la sociedad hacia adelante, sobre todo en el mercado laboral.

Tenemos que tener muchas más mujeres preparadas en las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería, medio ambiente y matemáticas, que son todas habilidades duras, no siempre tan naturales en su formación (…) Es clave no solamente por las competencias laborales futuras que se van a requerir en general sino también porque es bueno que las mujeres se suban a ese carro porque serán carreras más lucrativas”.

Para el gremio de centros comerciales, que tiene alta presencia femenina, un asunto relevante es el relacionado con el cuidado de terceros, agregó.

Puedes ver el encuentro digital “La mujer y los gremios” aquí.

 

Leave a Reply