Nuestros productos

Contamos con diversos productos a los cuales puedes acceder a través de diferentes formatos y plataformas, con el fin de entregar mayor comodidad y flexibilidad a quienes buscan desarrollarse en su área profesional.
17
Sep

“Me enteré por la prensa”, la marca que inscribió Sebastián Dávalos Bachelet

Por: Fernando Vega, Diario Financiero

 “Me enteré por la prensa”. La frase con que la entonces presidenta Michelle Bachelet reaccionó al caso Caval en 2015 y que se transformó en un comodín para enfrentar cualquier situación apremiante ahora es una marca registrada. Y con ella, podrán existir desde sitios de internet, hasta poleras.

El responsable de inscribir la marca fue nada menos que Jorge Alberto Sebastián Dávalos Bachelet (41), el hijo mayor de la exmandataria, protagonista junto a su mujer, Natalia Compagnon, del caso Caval, escándalo político que dañó la administración de la expresidenta.

El 6 de septiembre pasado, Black Mirror SPA (ex Artworks E.I.R.L), la sociedad que controla Dávalos, publicó como propia en el Diario Oficial la marca “Me enteré por la prensa”. Ello, luego de haber ganado una disputa por el sitio de internet a Canal 13 y a Javier Infante, que también tenían inscrito el registro ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI).

El conflicto entre las partes se centró en el dominio en internet de la polémica frase con que la exjefa de Estado dijo desconocer la operación inmobiliaria de su familia en 2015.

El 29 de julio pasado, Nic Chile falló a favor de Dávalos y le entregó el dominio en la red. Fue el árbitro, Andrés Grunewaldt Cabrera, quien se inclinó por darle la razón. “Se resuelve … ordenar que el dominio en disputa meentereporlaprensa.cl se mantenga en su actual asignación a favor del titular Artworks E.I.R.L.”, indica el fallo, que además reconoce que la referencia “Me enteré por la prensa” tiene un vínculo de relación directa con Dávalos, demostrable incluso con una simple búsqueda en Google.

“La frase “Me enteré por la prensa” corresponde a un comentario u opinión emitido por S.E. la Presidenta de la República, sra. Verónica Michelle Bachelet Jeria, convirtiéndose de esta manera en titular del derecho moral sobre el comentario en cuestión”, se puede leer en la sentencia.

Poleras y polerones

Todo empezó en abril de 2015 cuando Canal 13 inscribió la marca ante el INAPI para ser usada por sus plataformas de TV, radio e internet, bajo la clase 41 para un potencial programa de televisión. Un mes después, Javier Infante hizo lo propio para una agencia de prensa y cuatro años después, el 24 de abril pasado el primogénito de la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU apareció anotando la misma marca. Los tres para negocios diferentes.

Pero el conflicto escaló cuando el trío quiso registrar el dominio en Internet. Dávalos solicitó “meentereporlaprensa.cl”, pero Canal 13 e Infante se opusieron argumentando como principal razón que un nombre idéntico confundiría a los consumidores.

Entonces, el 22 de mayo pasado, NIC Chile decidió nombrar como árbitro al socio de Silva Abogados, Andrés Grunewaldt Cabrera.

Durante el proceso, Dávalos reconoció que si bien no era el único interesado en la marca, sus planes de negocios se relacionaban con ésta: busca producir vestuario, especialmente poleras y polerones con la expresión “Me enteré por la prensa”.

DF tuvo acceso a algunos de los documentos de la disputa, que dejaron entrever los proyectos del exdirector Sociocultural de la Presidencia.

La PYME de Diezzel Kunst

Artworks, que hoy se llama Black Mirror SpA, se presentó a sí misma como una PYME fundada por Dávalos en 2015 para la venta de artículos de arte y diseño y de las galerías de arte.

La firma se creó con el “objeto de darle personalidad jurídica a aquellas actividades comerciales realizadas por su fundador y que dicen relación con la venta y exposición de obras de arte elaboradas y producidas por este y por otros artistas, pertenecientes a su círculo cercano, obras que junto con distintos personajes creados por el fundador, se encuentran inscritas en el Departamento de Propiedad Intelectual”, indica uno de los documentos.

Entre los trabajos realizados por Dávalos figuran las obras atribuidas a su alter ego, Diezzel Kunst, que en octubre del año pasado exhibió su obra de arte digital “Meet me at the corner” en la Bienal de Arte de Buenos Aires.

La obra, de 130 centímetros de alto por 100 de ancho que muestra una esquina de un edificio con ventanas pintadas de colores fuertes sorprendió al mundo político y artístico de Chile.

El negocio de la sátira política

En el mismo 2015, Dávalos decidió ampliar el negocio de Artworks. Siempre en el ámbito de la industria creativa redefinió el target al que apuntaban su firma y sus productos. La decisión fue abordar la sátira política mediante la utilización de diversos personajes inscritos en DIBAM, utilizando un “modelo de negocio similar al realizado por “Gatos Qls”, indicó en su defensa.

Creado por el chileno Cross the Styx, “Gatos Qls” es uno de los fenómenos de redes sociales del último año. La editorial Plaza & Janés incluso publicó un libro con los irónicos comentarios del gato y el ratón –que protagonizan la serie gráfica- y sus reflexiones sobre política, contingencia y amor.

Este cambio en el negocio de Artworks implicó la decisión de agregar nuevas líneas de productos: vestuario y composición musical. Para canalizarlas, Dávalos creó y registró la marca “The Blue Dog”. Además, inscribió las marcas Oink, The Art Gallery y Artworks, pero su titularidad le fue denegada.

En la pelea en el NIC, Dávalos dijo que su empresa poseía varios sitios de internet: artworks.cl; bluedog.cl; black-mirror.cl; blackmirror.es; diezzelkunst.commeentereporlaprensa.com y theartgallery.cl. Además, sostuvo haber inscrito como propios los usuarios de Instagram @thebluedogartgallery; @diezzelkunst; @thecynicalbelief y @meentereporlaprensa.

Leave a Reply