Nuestros productos

Contamos con diversos productos a los cuales puedes acceder a través de diferentes formatos y plataformas, con el fin de entregar mayor comodidad y flexibilidad a quienes buscan desarrollarse en su área profesional.
15
Dic

“Por Todas”: Iniciativa encabezada por mujeres busca crear un nuevo modelo de relacionamiento con líderes locales

Suele decirse que a las organizaciones de mujeres les cuesta trabajar en conjunto. Pero ese supuesto se ha visto una y otra vez refutado en la práctica, sobre todo después del estallido social y la pandemia. Un caso muy concreto lo muestra la Iniciativa “Por Todas”.

Varias mujeres que lideran organizaciones orientadas al tema género comenzaron a inicios de este año a idear cómo lograr sinergias para impulsar con más fuerza el avance de las mujeres en distintos ámbitos. En eso estaban cuando irrumpió la pandemia y las cuarentenas. La urgencia las llevó entonces a emprender el trabajo en sectores vulnerables.

“Surgió la posibilidad de trabajar con ollas comunes de La Pintana y nos dimos cuenta que hay mucho liderazgo en Chile que es invisible, que es femenino y que está en los territorios”, relata Fernanda Vicente, presidenta de Mujeres del Pacífico, quien junto a Yolanda Pizarro, directora ejecutiva de Fundación Wazú, y Rosa Madera, fundadora de Empatthy, participan en esta iniciativa que llamaron “Por Todas” y que tiene un horizonte que va mucho más allá de la urgencia del coronavirus.

Colaboran con 20 ollas comunes de La Pintana y están en proceso de sumar a organizaciones de Renca, Cerro Navia, Puente Alto y El Cajón del Maipo.

“Nos pasa como país, y esto también juntándolo con la crisis social, que tenemos una fragmentación bien profunda y nosotras estamos muy convencidas de que somos las mujeres las que podemos volver a regenerar ese tejido social, pero con un nuevo modelo de relacionamiento. Lo que buscamos es fortalecer el liderazgo que existe en torno a estas ollas comunes y que eso se transforme en distintos proyectos para la comunidad, que ellas sean agentes de cambio locales, y a la vez abrir espacios en donde se encuentren estos Chile que están tan separados, generar espacios y lenguaje común”, explica Fernanda Vicente.

Imagen foto_00000002

Yolanda Pizarro cuenta que llegar a La Pintana no fue del todo fácil. “La confianza se va construyendo en el tiempo y ellas al principio nos veían como gente lejana que va a ofrecer algo. Pero nos unía el dolor que teníamos por lo que estaba pasando en el país, nos relacionamos en igualdad y fuimos generando ese espacio de co-creación”, señala.

“Lo queremos es que ojalá las ollas comunes dejen de existir, pero el tejido social se mantenga y que ellas logren fortalecer su autonomía económica. También estamos generando la oportunidad de que surjan pares improbables, como lo que hicimos por ejemplo entre una de las dirigentas, Carla, y Juan Sutil; ahora se relacionan directamente”, cuenta.

Imagen foto_00000004

“Esta no es una instancia de un grupo; estamos modelando una nueva manera de relacionarnos, un modelo para escalar. Estamos creando un Modelo Por Todas, basado en pilares con evidencia y que queremos proponer para que otros también puedan usarlo”, agrega Fernanda Vicente.

Tres ejes

“Por Todas” tiene tres ejes: fortalecimiento de los liderazgos locales, giving circle o círculos de donaciones con impacto social y laboratorios vivos. Su horizonte es de mediano y largo plazo.

En el eje del liderazgo, la idea es poner a disposición nuevas herramientas, que tienen que ver con soporte emocional y algunas técnicas.

Respecto de los “giving circle”, Rosa Madera explica que es una tendencia que está creciendo muy rápido en el mundo y que vincula la filantropía -pero una que no es sólo de fortunas, sino que también de grupos que tienen intereses comunes- con inversión social o de impacto. “Lo que ha pasado con la pandemia es que muchos inversores sociales están apoyando a mujeres y niñas. Se crearon fondos feministas muy importantes que están abordando esta temática, que antes no estaba tanto. Y en nuestro caso, es eso, giving circle, más democráticos, horizontales, multifondos, que surgen de grupos de mujeres que estamos apoyando con tiempo, talento y dinero a causas femeninas”, cuenta.

“Es muy democrático porque con ellas buscamos las soluciones. Con ellas vemos qué quieren, con ellas se genera el proyecto y entre todas buscamos los fondos. Surgió algo espontáneo, pero la idea es formalizarlo mucho más”, añade.

Imagen foto_00000003

Lo de buscar soluciones en conjunto tiene que ver con el concepto de laboratorio vivo. En La Pintana, por ejemplo, tenían el problema, y ya estaban algo resignadas, de que los niños se quedaban en casa y no podían conectarse con su escuela. Entonces, armaron una especie de ciber para que pudieran estudiar. “Los laboratorios vivos son una propuesta bastante diferenciadora y que tienen que ver con cómo desde ellas sale la solución a los problemas que tienen y cómo pares improbables las acompañen en ese camino”, señala Fernanda Vicente.

Ya existen instancias de este tipo en Europa, Colombia y Brasil.

Lo que viene ahora

“Por Todas” está iniciando la etapa dos. Están en proceso de levantar financiamiento para fortalecer el proyecto y, también, echando a andar acciones concretas en los ejes de liderazgo y de instalación de un laboratorio vivo para Chile.

“El impacto que buscamos en forma muy explícita es impulsar el desarrollo local con la mujer como protagonista y traspasar esta co-creación de abajo hacia arriba y que genere política pública desde el espacio local y con estos pares improbables participando en las soluciones”, señala Fernanda Vicente.

Este modelo surgió en el MIT y en Medellín se está usando para temas de seguridad y educación.

“También -agrega Yolanda Pizarro- queremos mostrarle a la empresa privada que invertir en mujeres tiene un tremendo retorno económico, mostrarles que las mujeres están haciendo un trabajo absolutamente racional para poder instalarse de manera horizontal en el territorio y tener las herramientas para poder autovalerse económicamente”.

Leave a Reply